banner upc 2018-3_Mesa de trabajo 1_Mesa

Yunes reconoce que no podrá pagar deuda de 61 mil millones



Xalapa, Ver.- Los 61 mil millones de pesos en recursos federales desviados en el gobierno de Javier Duarte, y observados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), no podrán ser pagados durante esta administración, admitió el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

El mandatario estatal explicó que “no tenemos la posibilidades de devolver los recursos” toda vez que su gobierno no cuenta con el dinero para pagarlos, pero dijo que se acreditaron ante el gobierno federal las denuncias penales correspondientes contra quienes resulten responsables por el saqueo al erario.

Yunes Linares reiteró que varias cuentas públicas de la administración duartista tienen irregularidades observadas por la ASF, lo que generó el quebranto financiero que impedía a Veracruz recibir apoyos de convenios para accdeder a recursos federales.

“Esa es la verdad, de dónde vamos a sacar 60 mil millones de pesos para devolverlos, es la mitad del presupuesto del gobierno del Estado (…) Dejaron un problema muy grave porque al no aplicarse los fondos federales debidamente y ser observados por la Auditoría Superior entonces las Secretarías y los organismos públicos del gobierno federal no nos pueden transferir recursos”.

Explicó que hay dependencias estatales como la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca en las que los fondos fueron “robados” por el gobierno de Javier Duarte, misma situación que, aseguró, pasó con las Secretarías de Educación y de Comunicaciones.

Sin embargo el problema se regularizó, y su gobierno ya puede obtener (desde l 2017) las transferencias de fondos federales retenidas, aunque admitió que no es suficiente para pagar los recursos desviados.

Respecto al pago de adeudos a empresarios de Veracruz, el ejecutivo informó que hay una deuda pendiente desde la pasada administración, y que fue un monto de 450 millones de pesos lo que los afectados lograron acreditar.

En este sentido explicó que los empresarios reclaman 4 mil millones de pesos, un 10 por ciento del pasivo a corto plazo de 40 mil millones del que Duarte dejó constancia.

Además anunció que esta semana serán citados los primeros empresarios veracruzanos que reclaman adeudos.

“Los empresarios documentaron jurídicamente que se debe de pagar 450 millones, los cuales comenzarán a entregarse esta misma semana y vamos a empezar a pagar el seguro institucional que son 800 millones de pesos que se robaron y el seguro del retiro”.