banner upc 2018-3_Mesa de trabajo 1_Mesa
  • Coatza Digital

Las mejores anécdotas de Tom Brady a sus 40 años



Con el cumpleaños N° 40 del mariscal de campo de los New England Patriots, Tom Brady, este jueves, hemos encontrado un puñado de confidentes para compartir sus mejores historias detrás de escena del quarterback.

Las historias inéditas van desde un frustrado golfista de 4 años de edad, un temido castigador en la duela de baloncesto, un inesperado bebedor de cerveza... y muchas cosas más.

Disfruten.

Menciona a Drew Henson bajo tu propio riesgo

Jay Flannelly, amigo cercano de Michigan: "Jugamos baloncesto intramuros juntos, y un día los chicos de la fraternidad estaban molestando a Tom con Drew Henson. Tom lo estaba aguantando. Le seguía preguntando, '¿Estás bien?'. Así que el juego estaba por terminar, un minuto por jugar, y estamos arriba por unos 30 puntos. Se acerca a mí y me pregunta cuántos fouls lleva. Se te permiten cuatro y Tom llevaba dos. Así que me dice, 'Beav, la próxima vez que metamos en juego el balón, te lo lanzaré y tú sólo sigue al frente y no mires atrás. Sólo corre'. Así que Tommy me pasa el balón, me desplazo por la duelo y escucho este horrible sonido detrás de mí. Tom preparó una pantalla, estilo Charles Oakley, que sacó a uno de los tipos que lo habían molestado todo el partido con lo de Drew Henson. Literalmente mandó al chico hasta el país de Nunca Jamás. Siempre le hablé de eso después para decirle que era el quarterback castigador; hubiera sido como Wayne Gretzky golpeando a un guardaespaldas, o cuando Larry Bird se fue contra Bill Laimbeer".

'¡Lo lanzaré a quien me dé la maldita gana!'

Mike Vrabel, apoyador de los Patriots, 2001-08: "Mi adoctrinamiento a la ofensiva de línea de gol: Tenía quizás un par de touchdowns y me sentía muy bien respecto a mí mismo, y fuimos a entrenar un día y me desmarqué en una ruta cruzada o algo así. Así que empiezo a gritar, '¡Tom! ¡Tom! ¡Tom!', y estoy moviendo las manos. Pero no me lo lanza. Regreso, y estamos en la reunión previa a la jugada cuando dice, 'Mikey, si vuelves a mover las malditas manos y pides el ovoide, jamás te lo vuelvo a lanzar. Yo sé quién está desmarcado. ¡Soy el quarterback, le lanzó a quien me dé la maldita gana!'. Fue la última vez que pedí el balón".

'¡Buenas tardes! ¡Buenas tardes!'

Rodney Harrison, profundo de los Patriots, 2003-08: "Fue cuando llegué por primera vez a New England, nos habíamos hecho buenos amigos y estábamos en el gimnasio. Me aparecía cerca de las 6:30 de la mañana y me dice, '¡Buenas tardes!'. Así que al siguiente día, comprendo la insinuación, y llego 15 minutos más temprano. Lo mismo, me dice, '¡Buenas tardes!'. El siguiente día, son las 5:45 de la mañana, y él se asegura de decirme dos veces, '¡Buenas tardes! ¡Buenas tardes!'. Así que llego a las 5:30 al siguiente día y antes de que me pudiera decir cualquier cosa, lo miro y le digo, 'Hombre, no me importa lo que me digas, Tom. ¡No voy a llegar más temprano de las 5:30!'. Ambos reímos de eso".

La habilidad secreta de Brady

Brian Hoyer, quarterback de los Patriots, 2009-11: "Jugamos en Buffalo y no podíamos volar de regreso a Boston porque el clima era tan malo, así que tuvimos que pasar la noche en Rochester. Manejamos allí, y decidimos que saldríamos juntos a cenar. Tom siendo quien es, usualmente no podía salir a un evento del equipo así. Podríamos ir a un lugar como el Capital Grille y estaba metiéndose por la puerta trasera, y luego la gente se percataba de quién era y tenía que salir. Pero esta vez fue de improviso en un Dinosaur Bar-B-Que en Rochester. Todo el equipo está allí. Y se convierte en un concurso de beber cervezas. Tienes a linieros, Julian Edelman, todos ellos creen que ganarán. Luego alguien dice, 'Escuché que Tom es realmente bueno bebiendo cerveza'. Usualmente no podemos experimentar cosas así, pero finalmente lo convencemos de hacerlo. Lo hace, y déjenme decirles que no podrían haber vertido la cerveza suficientemente rápido en el vaso. Era increíble. Y azota el tarro en la mesa y alza ambos puños al aire. Se va caminando con un rostro que dice, '¿Realmente pensaron que me iban a vencer en esto?'. El lugar se volvió una locura".

'¿Qué está pensando Tommy?'

Pat Kratus, compañero de cuarto en Michigan: "En su año sophomore y junior, cuando era segundo o tercero en el orden de plantilla detrás de [Brian] Griese y [Scott] Dreisbach, seguía estudiando video a las 10:30, 11 de la noche. Estaba frustrado por no jugar, y así es como lo canalizaba. Si lo vencías en un juego de H-O-R-S-E, pateaba el balón. Hubo un palo de golf o dos que pudieron haberse perdido a causa de la ira. Pero para su propia cordura, siempre convertía esas situaciones en trabajo duro. Siempre que hablabas de él sobre el futuro, era firme: 'Voy a ser un mariscal de campo titular en la NFL'. Siempre tuvo confianza en su propio éxito. No era presumido. Simplemente era su plan desde el inicio. Fue el padrino en mi boda, y después de su primer año, estuvo en mi fiesta de despedida de soltero en marzo del 2001 con un primo mío. Mi primo es un inversionista muy exitoso, y Tommy le dice, 'Sabes, creo que tengo una gran oportunidad de ser el quarterback este año'. Presentó todo su plan, hablando de las cosas que debía hacer y lo que estaba a su favor. Así que mi primo va conmigo después y dice, 'Pat, está [Drew] Bledsoe, está Michael Bishop. ¿Qué está pensando Tommy? Espero que no sea estrategia'. Simplemente dije, 'Tommy ha trabajado muy duro en ello. Siempre parece encontrar el modo para hacerlo. Te apuesto a que será el quarterback titular al final del día'".

Bledsoe nunca tuvo oportunidad

Ty Law, esquinero de los Patriots, 2000-04: "Cuando finalmente obtuvo el empleo y fue nombrado titular, nuestra idea como defensiva era, 'No lo vamos a arruinar'. Recuerdo estar con él y me dijo algo que, hasta este día, todavía resuena en mí. Teníamos un buen quarterback en Drew Bledsoe, y aquí está Tom diciendo, 'No va a recibir este maldito puesto de regreso'. Como competidor, pensé, 'Así es como debe pensar'. Al mismo tiempo, pienso dentro de mí, '¡Es la nueva NFL! ¡Se trata de Drew Bledsoe, un ex primer recluta global con un enorme contrato! OK, buena suerte con eso'. Pero Tom no lo vio así. No fue una falta de respeto hacia Drew. Estaba determinado a dificultarlo para [Bill] Belichick y el Sr. Kraft regresar a Drew al campo".

Compartir está sobrevalorado

Matt Cassel, quarterback de los Patriots, 2005-08: "Nunca está dispuesto a ceder una repetición. Recuerdo estar en práctica, Josh [McDaniels] nos decía, 'Muy bien Cassel, entra. Te toca'. Y tan pronto como me metía, Tom respondía, 'No, yo quiero esta'. Recuerdo haber tenido una conversación con él. Dijo, 'Mira, cuando juegas este deporte, nunca quieres ver a alguien haciendo tu trabajo, porque todos son buenos en esta liga'".

No lo intenten en casa

Bill Belichick, entrenador en jefe de los Patriots, 2000-presente: "Cuando jugamos golf en Pebble Beach hace dos años, en el sexto hoy, es una gran acantilado. Está literalmente ahí parado en la orilla, tratando de golpear la pelota. El caddie lo detiene para que no caiga unos 300 pies hasta su muerte en el Océano Pacífico. Es una pelota de golf. Pero creo que es la competitividad de Tom. Estoy seguro de que hay una fotografía de ello. Yo estoy pensando, '¿Qué diablos estás haciendo?'".

Experiencia cercana a la muerte

Charlie Weis, coordinador ofensivo de los Patriots, 2000-04: "En el 2002, estaba por someterme a una cirugía de bypass gástrico y solamente un par de personas lo sabían. Tommy era uno. Belichick era uno. El plan era entrar en viernes, quedarme la noche para observación, y luego salir al día siguiente siempre y cuando no hubiera problemas. Bueno, es sábado por la mañana y Tommy va al hospital a verme, y cuando entra, estoy casi muerto. Así que estaba en cuidado intensivo, mi presión arterial había caído hasta 50 sobre 30, y estaba realmente en muy, muy mala forma. No habíamos vivido en New England por tanto tiempo y no tenía familia en New England, y mi esposa [Maura], quien estaba en shock, intentaba descifrar cómo cuidar a los chicos y estar en el hospital al mismo tiempo. Tommy básicamente se quedó con mi mujer la mayor parte de ese fin de semana hasta que llegaron los refuerzos. Estuvo allí todo el sábado, con ella hasta la noche del sábado; y luego el domingo, yo había de hecho muerto por un tiempo, me trajeron de vuelta. Lo que me enteré después es que Tommy y mi esposa tuvieron una conversación seria en su momento, y él dijo, 'Me pregunto si cuando regrese después de esto me va a gritar menos'. Y el modo en que mi esposa cuenta la historia, ambos se miraron y dijeron, 'Naaaah. Eso nunca va a suceder'. Estaba tratando de que mi esposa no se cayera en ese momento cuando era un chico y mirando a un coach, con quien es bastante cercano, casi muerto. Esos dos días realmente cambiaron la relación de nuestra familia con Tommy. A partir de ese día, no era solamente el quarterback. Había un lazo entre Tommy con mi esposa y con mi familia que se había creado que no tiene que ver con el fútbol americano".

'Las emociones empiezan a desbordarse'

Josh McDaniels, asistente de los Patriots/coach de QBs/coordinador ofensivo, 2001-08, 2012-presente: "Cuando acepté el puesto en Denver al final de la campaña del 2008, no había visto a Tommy demasiado a lo largo del año por su rodilla lesionada, y todas las cosas que había con su rehabilitación. Así que vamos de camino al aeropuerto en Massachusetts para volar a Denver, y todavía no habíamos conectado en ese punto. Traté de contactarlo, pero podría haber estado fuera del país. Llama mientras vamos de camino al aeropuerto, cosa típica de él, habla de cómo extrañará nuestra relación, cuán contento está por nuestra familia, y luego pide hablar con [mi esposa] Laura. Laura es fuerte, independiente y no demasiado emotiva, pero mientras está escuchándolo, las emociones empiezan a desbordarse. Ella había estado bien hasta ese momento. Él le dijo cuánto amaba a nuestra familia, cuán emocionado estaba por nosotros, cómo estaría apoyándonos en todos los juegos excepto cuando jugáramos contra él. Tommy ni siquiera necesitaba llamar, había estado haciendo todo lo de su rodilla. Fue algo realmente representativo, para mí, el hecho que siempre pensé que era mejor ser humano que jugador de fútbol americano".

¿A alguien le faltan las llantas?

Kevin Faulk, corredor de los Patriots, 2000-11: "Tom siempre ha sido muy serio, pero siempre le ha gustado divertirse. Así que un día, llegamos al vestidor y tres llantas del auto de Matt Cassel están en su casillero. Nadie sabe dónde está la cuarta llanta, pero el auto de Cassel, en el estacionamiento, está sobre ladrillos. Estaban haciendo bromas, fue Tom quien lo hizo, y Cassel sólo miraba a su alrededor y decía, '¿Qué puedo hacer, hombre?'. Bueno, un par de linieros ofensivos decidieron que deseaban ayudar. Querían dejar al Sr. Brady un pequeño obsequio para cuando regresar a casa de la práctica. Así que Brady llega a su automóvil y qué encuentra: Está repleto de cacahuates de embalaje".

'Ey, mi nombre es Tom Brady'

Sebastian Vollmer, tackle ofensivo de los Patriots, 2009-16: "Siempre estoy impresionado, porque cuando entras a ese vestidor, todos saben quién es Tom Brady. Pero se presenta con todos los novatos: 'Ey, mi nombre es Tom Brady. Juego de quarterback'. No es como si, 'Yo soy el que manda'. No es arrogante. Simplemente humilde desde la perspectiva de, 'No espero que me conozcas, te puedo demostrar que puedo jugar'".

Bienvenido al equipo, novato

Matthew Slater, capitán de equipos especiales de los Patriots, 2008-presente: "Recuerdo cuando fui reclutado para venir aquí, sintiéndome un poco fuera de lugar, no sabiendo quién era en el equipo ,cuál sería mi rol. Pero Tom se acercó a mí, sabía mi nombre, sabía un poco de mi historia, el modo en que transcurrió mi carrera en UCLA. Simplemente me sorprendió este tipo, con todo lo que ha conseguido, que se tomara el tiempo de conocer un poco de un joven. Pienso que realmente habla de su carácter y el modo en que se maneja y la clase de ser humano que es. Realmente aprecio eso".

Todos deben tener un conocido en TAG

Rob Ninkovich, ala defensiva/apoyador de los Patriots, 2009-16: "Una vez, estábamos en una reunión de capitanes y él llevaba un reloj de pulso TAG [Heuer] genial. Así que me acerqué a él y le dije, 'Ese está bastante hermoso. ¿Tienes a un conocido con quien pueda hablar?'. Tiene esa mirada en su cara y sonrisa que dice, '¿Que si tengo a un conocido?'. Le dije que estaba seguro de que conocía al dueño de la empresa, al presidente de la compañía, lo que fuera. Un par de días más tarde, y me entrega una caja nueva. Era exactamente el reloj que pensé era genial. No tenía que hacer eso. Pero es el modo en que se comporta".

'Quiero pegarle fuerte a la pelota, Papá'

Tom Brady Sr., padre: "Cuando Tommy tenía 4 años de edad, jugamos nuestro primer torneo de golf padre e hijo. Ese domingo en particular cuando fuimos al campo, todo lo que realmente le interesaba era beber malteadas, manejar el carrito, y golpear la pelota, con frecuencia. En el recorrido de este torneo de golpes alternos, yo le pegaba a la pelota, y luego él le pegaba, y luego yo le pegaba. Sin embargo, él quería ser el único en pegarle. En el hoyo 13, acerté un putt largo y él comenzó a quejarse, llorar, porque no tuvo su turno. En el siguiente hoyo, pegué un putt a 2 pulgadas del hoyo. Luego él se acercó con su putter y golpeó la pelota a unos 60 pies de distancia, creando un enorme hueco en el green. Le pregunté por qué no tocó simplemente la pelota al hoyo y respondió que sólo deseaba pegarle duro. No hace falta decir que fuimos últimos en el torneo. Sin embargo, al final, obtuvo su malteada".

Dominando los cinco puntos

John Kirby, compañero en la Junipero Serra High School, 1994: "La gente habla de su tamaño y cómo no es el tipo más rápido, pero siempre pensé que era bastante rápido en aquellos tiempos. Hacíamos algo llamado el ejercicio de los cinco puntos. Luce como un "5" cuando estás tirando dados. Haces todas estas cosas de pies de trabajo, hacia adelante y hacia atrás, y la primera vez que lo hicimos, el tiempo de Tommy no fue el mejor. Sabemos que hace cuando enfrenta adversidad; no deja que nada se interponga en su camino. ¿Qué hace? Pinta esos puntos en el piso de su garage para poder hacerlo en casa. Su tiempo mejoró bastante para el final del verano".

Lo bueno es enemigo de lo perfecto

Matt Cassel, quarterback de los Patriots, 2005-08: "Un día en la práctica, olvidé poner a un tipo en movimiento porque me enfoqué en otra cosa a sabiendas que iba a lanzar al lado contrario gracias a la lectura previa a la jugada. Pero olvidé el movimiento. Y Brady de inmediato va conmigo y me dice, 'Cassel, no puedes olvidar el movimiento'. Le dije, 'Sí, pero completé el pase'. Me respondió, 'Sí, ¿pero cómo diablos vas a gritarles que sean responsables cuando vean que arruinaste el movimiento?' Debes ser perfecto en esta posición".

Tu dinero no sirve aquí

Wes Welker, receptor abierto de los Patriots, 2007-12: "Estábamos volando en nuestra semana libre a L.A. para trabajar mientras nos alistábamos para los playoffs. Estábamos jugando un juego con dados y tratas de hacer llegar tus peones al otro lado, y lo estoy venciendo en los primeros dos juegos. Va perdiendo unos 200 dólares. Estoy hablándole basura y podías ver cómo crecía su frustración. Luego toma el juego y lo lanza hacia la parte trasera del avión. Le digo, 'Hombre, ¿es en serio?'. Seguimos jugando y por supuesto ya va unos 300 dólares arriba de mí ahora. Repentinamente, está en el humor más feliz, más contento de la historia. Voy a pagarle y ni siquiera acepta el dinero. Simplemente quería ganar. Tenía la mayor sonrisa en el rostro".

'Tiene una IBM'

Bill O'Brien, coach de QBS/coordinador ofensivo de los Patriots, 2007-11: "Mi historia favorita sobre él tiene que ver con su memoria. Ni siquiera recuerdo el momento exacto del año, pero estábamos jugando contra Buffalo, creo que era el 2009. Estábamos en una reunión y estudiábamos las cintas de primera y segunda oportunidad de Buffalo. Les estoy hablando de lo que hace el coordinador defensivo de los Bills, y [Brady] básicamente sabía quién era el coordinador porque lo había enfrentado antes en su carrera, unos cinco o seis años antes. Así que me dice en esta reunión, 'Recuerdo que empleamos esta jugada ante este esquema llamado Crunch Stock en el 2004'. Le pregunté, '¿Recuerdas esa jugada en específico?'. Dijo, Sí, la recuerdo ante esta cobertura en específico, que este coordinador ama mandar. Estaba en la costura el lado derecho, alejándonos del faro, y conectamos con Troy Brown para una ganancia grande en una ruta cruzada'. Le dije, '¡No hay modo de recordar una jugada así!'. Me retó a buscarla. Tenemos todos los juegos en las computadoras, y encontramos el partido y ahí está la jugada: en la costura del lado derecho, segunda y menos de 5, alejándonos del faro y conecta con Troy Brown en ruta cruzada. Pienso en todas las jugadas que ha ejecutado entre ese día y el día que hablábamos. Aparte de su talento y competitividad, siempre le digo a la gente que eso lo separa del resto. Tiene una IBM. Lo recuerda".

Lo siento, demasiado lento

Jacoby Brissett, quarterback de los Patriots, 2016-presente: "Cuando llegué por primera vez aquí, creo que él impuso el tono en nuestra sala respecto a cuán competitivo es. Josh [McDaniels] me está haciendo una pregunta, y era uno de mis primeros días aquí. Así que estoy pensando en qué decir, y Tom simplemente contesta. En mi cabeza, pienso, '¿Qué estás haciendo?'. Y luego él responde, 'Simplemente debes ser más rápido en este lugar'. Ahí es cuando me di una idea, y ha sido del mismo modo desde entonces".

Tiene la bola rápida

John Kirby, compañero en la Junipero Serra High School, 1994: "Último año de la preparatoria, recuerdo correr una ruta de rizo 17 yardas, de regreso a la 15. Juro a Dios que en cuanto planté mi pie, ya podía escucharlo salir, como un misil en el aire. Es por mucho mi historia favorita de Tom Brady de todos los tiempos. Sabías que venía el ovoide porque lo podías escuchar".

Los muebles de descuento de Ty... y la casa

Ty Law, esquinero de los Patriots, 2000-04: "Pienso de vuelta a nuestro primera campaña de Super Bowl [2001], y tenía una relación diferente con Tom, especialmente cuando era más joven. Teníamos la conexión Michigan, y le vendí mi casa con un descuento enorme. Dejé todo --todos los muebles, las TVs-- fue básicamente, 'Sólo trae tus maletas'. El tipo no estaba ganando dinero, así que se la vendí probablemente por unos 100,000 dólares menos que de haberla ofrecido en el mercado. Trabajaba tan duro que pensé, 'Es lo menos que puedo hacer'".

Cuando todo lo demás falla, 'grito de pánico'

Sebastian Vollmer, tackle ofensivo de los Patriots, 2009-16: "Estamos jugando contra Miami y fui vencido limpiamente por el ala defensiva. Estoy en el lado derecho, esencialmente volteado, y Tom mira a la izquierda. El ala defensiva tiene una línea recta hacia él y sé que Tom no lo ve. Así que grito un fuerte, '¡Toooommmmm!'. Ni siquiera mira, da un paso al frente calmado como siempre y tira pase completo. Luego mira en mi dirección, me apunta con el dedo, y dice, 'Escuché eso'. Pienso para mis adentros, '¡Qué presencia tan increíble tiene'. Nunca sacudido. Soy el que falló y me está agradeciendo por gritar su nombre. Fue más como un grito de pánico".

La ley del hielo

Rodney Harrison, profundo de los Patriots, 2003-08: "Cuando estamos en el Super Bowl en Houston [en el 2004], era una práctica y una competitiva. La defensiva había dominado a Tom ese día --tirando balones, forzando pases incompletos-- y todos estábamos animados. Luego di el paso al frente e intercepté a Tom, corriendo campo abajo, y hablando basura. Cuando regreso, empieza a perseguirme, lanzándome balones, gritándome obscenidades. Era increíble. Aquí estamos en el Super Bowl, a punto de jugar el partido más grandes de nuestras vidas, y este tipo está molesto --y no me habló por día y medio-- porque lo intercepté".


mejorando_Mesa de trabajo 1.png

D.R. Coatza Digital 2018

Coatzacoalcos, Veracruz, México

Recurso 11_5x.png