banner upc 2018-3_Mesa de trabajo 1_Mesa
  • Coatza Digital

La tarjeta de crédito NO es una extensión del ingreso



Diversos estudios hechos por instituciones nacionales e internacionales han constatado la frágil cultura financiera que tenemos en México.

Y un ejemplo es el manejo que hacemos de la tarjeta de crédito. La tarjeta de crédito es sin duda uno de los instrumentos financieros más populares tanto por la comodidad que representa al momento de hacer compras, como la seguridad que conlleva no traer dinero en efectivo.

No obstante, si uno no la utiliza de manera correcta, la tarjeta de crédito puede significar un enorme dolor de cabeza y poner en riesgo la estabilidad financiera nuestra o del hogar.

De acuerdo con un estudio sobre Cultura Financiera hecho por la UNAM en el 2015, casi un 77% de la población en México tiene problemas de sobreendeudamiento o está a punto de caer en una crisis económica.

Por ello, antes de sacar el plástico de la cartera, queremos ofrecer a nuestros seguidores algunos consejos que deberían tomar en cuenta.

Primero, la tarjeta de crédito no debe ser considerada nunca como parte de los ingresos personales.

Recuerde y tenga bien presente que los recursos que le ofrece una tarjeta de crédito no son ingresos sino deuda.

Si usted lo que quiere es tener más ingresos debe reducir sus gastos, hacer actividades que le generen ingresos extras o conseguir otro trabajo.

De hecho las deudas contraídas en el año con su tarjeta de crédito no deberían superar el 30% de sus ingresos anuales, si no quiere comenzar a tener problemas de insolvencia.

Un segundo consejo, es estar al pendiente de la fecha de corte y la fecha de pago de su tarjeta.

Lo primero para saber cuándo afectará en su presupuesto una compra que pretende hacer y lo segundo porque si uno se pasa empezarán los intereses moratorios y los gastos de cobranza.

Muy ligado a lo anterior aconsejamos hacer un gran esfuerzo para pagar más del mínimo y ser “totalero”, es decir para cubrir cada mes la totalidad de la deuda.

De esta manera no le pagará al banco un solo peso en intereses y el financiamiento saldrá gratis.

Otro consejo es llevar un registro de las compras que hace con la tarjeta, guardar los vouchers y revisar su estado de cuenta.

De esta manera usted podrá detectar si le han hecho cargos no reconocidos o servicios que no ha contratado.

Siguiendo estos consejos y siendo un usuario responsable e inteligente, la tarjeta de crédito puede representar una gran fuente de financiamiento, especialmente para los bienes duraderos y una enorme ayuda en caso de emergencias.


mejorando_Mesa de trabajo 1.png

D.R. Coatza Digital 2018

Coatzacoalcos, Veracruz, México

Recurso 11_5x.png