banner upc 2018-3_Mesa de trabajo 1_Mesa
  • Coatza Digital

El sucio precio de la corrupción



No solo la parte del poniente, sino a lo largo de toda la playa que colinda con la ciudad, decenas de vertederos a cielo abierto contaminan sin ninguna restricción.

Hace unas semanas, inició la construcción de lo será otro nuevo canal que desembocará a la playa a la altura de la colonia El Tesoro, al día de hoy ya vierte litro tras litro de aguas negras y no se tiene certeza si será recubierto o simplemente permanecerá así.

Ninguna autoridad hasta el momento dio razón de qué es lo que se pretende hacer en este punto, o si de plano solo le dieron facilidad a las aguas negras de llegar a la playa.

Pero de aquí salen dos preguntas importantes, la primera: ¿Cómo es que los canales a cielo abierto, que están prohibidos, pueden seguir operando?

Aunque es responsabilidad de todos evitar en toda medida desechar nuestros residuos de manera consciente, la responsabilidad de mantener estos canales limpios, de tratar el agua y mantener en operación las plantas tratadoras, sigue siendo responsabilidad de las autoridades municipales, en especial, la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento que durante años minimizó este problema.

Y ¿dónde están las autoridades encargadas de regularizar y controlar la cantidad de emisiones contaminantes?

La Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa), que tiene oficinas en la ciudad, no cuenta con un delegado y todo se trata directamente en Xalapa, donde la peste de las playas de Coatzacoalcos no llega. Esta oficina, al menos en nuestra localidad, no está cumpliendo ninguna de las actividades para la cual funciona.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales solo se limitó a decir que este problema con las aguas negras les compete a la Profepa y a la Conagua.

Hasta finales del 2016, el 70 por ciento de las aguas residuales desembocaba en el mar sin ningún tratamiento, menos del 30 por ciento del agua pasaba por tratamientos antes de ir a algún cuerpo de agua, sin embargo, se sabe que al día de hoy se encuentran en rehabilitación, es decir, antes aunque pasaba agua por ello, no estaban cumpliendo su función.

Según el titular de la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento, Rafael Abreu Ponce, se requieren de cuatro cárcamos, que actualmente se encuentran en pésimas condiciones, para evitar que 16 descargas de aguas negras directas lleguen a la playa.

Diez millones de pesos se requieren para rehabilitar estos cárcamos que actualmente no se tienen. Sin embargo, en un recorrido dado por el malecón hasta las colonias del poniente, se tienen contabilizado por lo menos 46 descargas de aguas tanto residuales como pluviales.

Para no variar en esta sarta de irregularidades para las aguas residuales en Coatzacoalcos, solo en Semana Santa y las breves vacaciones de verano e invierno las playas reciben una manita de gato, las limpian y les hacen arreglitos para que queden decentes y las personas que desconocen la calidad del agua se metan a bañar, pero ya en más de una ocasión se han destapado los vertederos y han causado un verdadero desaire a quienes venían a disfrutar de un día de sol y arena.


mejorando_Mesa de trabajo 1.png

D.R. Coatza Digital 2018

Coatzacoalcos, Veracruz, México

Recurso 11_5x.png